Tronas para bebés

Mostrando todos los resultados 6

Guía de compra para elegir la trona que más adecuada para tu bebé.

Si por fin te has decidido a dar el paso y adquirir una trona para tu bebé, debes tener claro que no puede salir a comprar la primera que encuentres en el mercado.

Hay diferentes tipos de tronas y un error a la hora de escoger podría hacer que escogieras la trona equivocada y que además que no se adapte a las necesidades más básicas de tu bebe como tu pensabas.

Una trona es más que una simple silla para dar de comer a tu bebe y es por eso, que hemos preparado una guía útil para que tengas en cuenta los detalles más importante a la hora de elegir la trona perfecta para tu pequeño.

¿Cuándo comenzar a usar una trona?

Muchos padres suelen tener dudas sobre la edad en la que se puede usar una trona.

Aunque varía en función de la evolución de cada pequeño, por lo general se recomienda utilizar una trona cuando nuestro bebé ha crecido un poquito y ha llegado a los 6 meses de vida, siempre que el bebé empiece ha mantenerse sentado sin ayuda y comienza a comer comida sólida. En ese momento es cuando se recomienda el uso de la trona.

En ese sentido, la finalidad de las tronas para bebé es tener al niño sentado e impedir que se mueva mientras esta comiendo. Sin embargo, pronto descubrirás otras ventajas de las tronas de bebé, podrá jugar en ella o simplemente sentarse a la mesa y estar con el resto de la familia mientras están comiendo.

Tipos de tronas que podemos encontrar en el mercado.

Actualmente, en el mercado podemos encontrar diferentes tipos de tronas de bebé, pequeñas, funcionales, ligeras, de viaje…. En nuestra tienda encontraras tronas de bebé de la marca Shom, tronas de bebé Jane y muchas otras más. Aquí te contamos cuales son los tipos de tronas de bebé.

  • Tronas de bebé fijas: por lo general, este tipo suelen ser las tronas más económicas así que si en tus necesidades está comprar una trona de bebé más barata, este tipo encajará a la perfección en este aspecto. Además de su precio asequible, este tipo de tronas bebe están pensadas para usar en casa, ya que su altura y posición son fijas, lo cual nos obliga a adquirir una otra trona para bebé según vaya creciendo el pequeño.
  • Tronas de bebé plegables: este tipo de tronas constan de una característica principal, su estructura es totalmente plegable. Se conocen también como tronas regulables. Permiten reclinar el respaldo en varias posiciones y modificar la altura del asiento. Incorporan ruedas para moverlas fácilmente. Son adecuadas si buscas una trona de bebé que ocupe poco espacio en casa.
  • Tronas de bebé evolutivas: con este tipo de tronas el crecimiento del niño puede ir  en paralelo con el uso de la trona evolutiva, esta se va adaptando a la altura y necesidades del niño. Se pueden regular distintas posiciones para el respaldo y diferentes alturas para acoplarse al niño. Esto las hace ideales para ajustarlas a la evolución del bebé y para encajar con todo tipo de mesas.
  • Tronas de bebé convertibles: estas tronas resultan muy prácticas porque podemos alargar la vida útil cuando dejan de usarse como trona. Se van adaptando a las necesidades de nuestro bebé según vaya creciendo. Se trata de un tipo de trona ideal para poder aprovecharla en el futuro.
  • Tronas de bebé portátiles o asientos elevadores: este tipo de sillas de bebé son ideales para irnos de vacaciones, ya que son como pequeños elevadores que se colocan en la parte superior de cualquier asiento y son tronas que ocupan poco y que por tanto son fáciles de transportar y recoger. Son más compactas, se pueden plegar y cuentan con funda de transporte.

¿Cómo elegir una trona de bebé?

Ahora ya conoces cómo distinguir los diferentes tipos de trona y seguramente ya te has hecho más o menos una idea de lo que puedes necesitar. Ahora te contamos en qué debes que fijarte para hacer la mejor compra.

• Seguridad: la trona debe ser firme y estable, con una estructura solida que impida volcar aunque el pequeño se incline hacia delante o los lados. Además debe tener un sistema de bloqueo para impedir que pueda plegarse o moverse por accidente. Además, la trona debe disponer de un arnés para que el bebé no pueda escurrirse.

• Funcionalidad: cada vez más se eligen tronas que ocupan poco espacio y sean modelos convertibles que se pueden seguir usando como silla o mesa. Las tronas portátiles que se fijan a la mesa tienen éxito por ser tronas que ocupan poco espacio. Revisa también en si la bandeja es extraíble o incluye accesorios de juego.

• Durabilidad: como normalmente la trona se utiliza a partir de los seis meses hasta los tres años, es importante elegir un modelo que evolucione con tu bebé y resistir el uso continuo que tendrá. Las tronas de plástico son más económicas y ofrecen bastante resistencia, aunque si quieres una mayor durabilidad una trona de madera será más acertada.

Si todavía no tienes claro que trona es la más adecuada para tu pequeño, echa un vistazo a nuestro tienda o ponte en contacto con nosotros para que podamos resolver cualquier duda.